Curso de perito judicial

PERITOS JUDICIALES

Presentamos una guía definitiva sobre todos los “tips y secretos” que necesitas saber para desempeñarse como perito judicial.

Por eso hemos redactado una guía detallada con toda la información sobre los consejos que debes tener presente para insertarse exitosamente en el ámbito judicial.

Cuando un tribunal de justicia solicita la designación y el nombramiento de un perito judicial lo hace a través del juez de oficio o mediante el común acuerdo de las partes.

A los efectos de tal solicitud de designación cita a las partes en una audiencia y realiza un nombramiento “de oficio”, es decir, por sorteo.

Inscripción

Los profesionales pueden inscribirse como Peritos de Oficio en la listas de los juzgados para ejercer en 2017-2018 en el fuero civil, penal, laboral y de familia.

Dicha lista se abre una vez al año, en octubre, y recibe las inscripciones de los profesionales de diferentes especialidades que quieran ofrecerse como peritos para los tribunales.

Tipos de especialidades

Existen diferentes especialidades que participan en un proceso judicial, cada una de ellas brinda soporte específico.

Todos sabemos que muchas áreas del conocimiento pueden participar en un proceso judicial, es decir, estamos habituados a que un juez convoque a un perito en psicología, a un ingeniero mecánico o un doctor en medicina, pero pocos saben que un tribunal puede convocar, no sólo a profesionales titulados, si no a cualquiera persona con la experiencia suficiente que pueda dar cuenta de un área específica del conocimiento.

Es decir, frente a una causa atípica que requiere de conocimientos poco habituales una corte puede requerir un peritaje atípico. Por ejemplo, supongamos un caso donde exista la presunción de un delito cometido en una montaña y el único sospechoso refiere que se encontraba transitando un sendero paralelo al escenario donde se cometió el crimen.

El juez, en este caso, puede perfectamente convocar a un baqueano para que informe sobre la demografía de la zona, los tiempos promedios para transitarla o la particularidades de los senderos. Vemos aquí como una persona que no tiene un título universitario puede funcionar como perito para este caso dado que es experto en reconocer, calcular e incluso proyectar los tiempos estimados para el desplazamiento en ese terreno. Siguiendo con este ejemplo, si dicha persona le comenta al juez que resulta imposible transitar por el sendero que indicó el sospechoso el juez podrá incluir este testimonio como prueba pericial.

Sorteo y designación

Las partes en litigio tienen la posibilidad de designar peritos de común acuerdo, pero dado que justamente son partes enfrentadas y con intereses opuestos, resulta poco “operativo” habilitar esta posibilidad.

Para evitar la contienda de “aquel perito designado”, se nombra un perito único por sorteo para garantizar que su designación es objetiva y no obedece al interés de ninguna parte, ni beneficia a ninguno.

Perito de oficio vs. perito de parte

Más allá de la cantidad de peritos de oficio, la actuación pericial de oficio debe garantizar la participación de las partes y procurar su posibilidad de control del proceso.

Por esto, en muchos casos una de las partes decide incorporar su propio perito de parte para que supervise el desempeño de la pericia de oficio.

En este caso los honorarios de dicho perito de parte no se suman a las costas del juicio sino que son responsabilidad absoluta de quien lo contrató de forma privada, ya sea la parte actora o la defensa.

Perito único o varios peritos?

De acuerdo a la necesidad de la causa o del expediente el juez puede designar o sortear más de un perito, es decir, si bien el tribunal tiene la facultad para citar varios peritos para una sola causa es algo muy poco habitual.

Ahora bien, dado que el juez tiene las atribuciones legales para nombrar hasta tres peritos, esa cantidad de designaciones y nombramientos se dan cuando la causa tiene la suficiente complejidad e importancia para justificar dicho número de profesionales.

Básicamente, habitualmente se designa un perito para que pueda darle rapidez el proceso pericial.

Otro de los puntos importantes que justifica el nombramiento de perito único es la cuestión de los honorarios.

Cuanto mayor sea el número de peritos, mayor será el volumen de honorarios que se incorporarán a las costas del juicio.

Por esta razón, por ejemplo, en causas civiles de daño psicologico donde se reclaman bajos montos indemnizatorios la designación de un perito único es la solución más acorde dada su ventaja operativa y procesal. Rapidamente, luego de la designación y nombramiento de dicho perito podrá citar a las partes, realizar la pericia psicologica, extraer sus conclusiones y redactar el dictamen.

Todo esto sin la necesidad de coordinar con otros profesionales el método de su actuación.

Curso de perito

Querés ser perito de oficio y no sabes por dónde empezar?.

Tenés dudas sobre los requisitos que exigen los juzgados o sobre los estudios de posgrado que necesitas para ejercer?.

No te preocupes, trataremos responder cada una de tus dudas y brindarte toda la información para que puedas comprender y aprender cómo iniciarte exitosamente en esta actividad.

Si quieres conocer todo lo necesario para trabajar como perito de oficio te invito a que leas esta nota sobre algunos consejos para desempeñarse en el peritaje.

Muchos de nuestros alumnos nos preguntan cuál es la “forma” o “qué se necesita” para ingresar en las listas de auxiliares de la justicia luego de egresar de la facultad?

Lo primero que debemos saber es que un perito de oficio es un auxiliar de la justicia, dicho de otro modo: es un perito que presta servicios a los juzgados y se encuentra bajo las órdenes de un juez.

Para evitar confusiones desde el inicio vamos no detenernos en debatir o profundizar sobre cuestiones filosóficas o propias de las teorias de la administracion del derecho.

Es decir, por el momento, no vamos a ahondar en debates sobre que es la “justicia” o sobre los “peligros” para el profesional al someterse a la jerarquía institucional verticalista de la justicia.

Diremos, simplemente, que los peritos somos auxiliares de la justicia, es decir, trabajamos para los juzgados según las indicaciones de los jueces.

Cómo puedes comenzar a visualizar, si bien podemos trabajar dentro de la justicia esta tiene un modo organizarse muy distinta a cualquier otro ámbito laboral.

Para entender este nuevo ámbito de trabajo, debemos saber qué los juzgados son tribunales, cortes u órganos publicos de la justicia. Dicho de otro modo, un juzgado es simplemente “un sitio donde se juzga”.

Es decir, un juzgado puede ser desde un palacio de justicia lujoso e inmenso (por ejemplo: el palacio de tribunales o el edificio de comodoro Py) hasta una pequeña oficina dispuesta a contrafrente, en un piso cualquiera de un edificio tipico del centro porteño (la gran mayoría de los jugados civiles).

En Argentina existen diferentes tipos de juzgados, entre los que se encuentran los civiles, coerciales, laborales, penales, contenciosos administrativos, etc

Todos esos juzgados, independientemente del tipo de causa que atiendan, pueden estar formados por un solo juez (unipersonal) como por una junta de jueces (tribunal colegiado), pero lo realmente trascendente, lo importante que entiendas es que su objetivo principal es simplemente administrar la justicia por medio de sentencias.

Area judicial

El área pericial y la disciplina forense ha evolucionado enormemente en los últimos años, por lo cual, tener un “título profesional” no resulta suficiente para saber desempeñarte en la justicia y acreditar idoneidad en todas las instancias de los procesos.

Es ampliamente conocida la dificultad que enfrentan los abogados y los estudios jurídicos para encontrar un perito idóneo al momento de tener que realizar una “prueba pericial”.

Si bien existen listados de profesionales en los juzgados, en la actualidad, resulta sumamente complicado para las partes de un juicio, hallar expertos suficientemente calificados para llevar a cabo con éxito la tarea pericial.

En el ámbito del derecho resulta vital contar con expertos altamente calificados, no solo en el tema específico de la pericia, sino también en el proceso judicial, ya que un error de un asesor o consultor técnico puede inducir al magistrado a decidir en contra de los intereses de esa parte.

Debido a esto, como profesionales resulta imprescindible estar actualizados sobre todas las características de los procesos judiciales a fin de poder brindar el mejor asesoramiento a las partes para  colaborar en la resolución de determinado interrogante pericial.