Violencia familiar

la Violencia Familiar hoy es considerada como todo acto de poder u omisión intencional, único, recurrente o cíclico, dirigido a dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional, patrimonial o sexualmente

Tiene por efecto causar daño a cualquier integrante de la familia, dentro o fuera del domicilio familiar, por parte de quienes tengan parentesco o lo hayan tenido o mantengan una relación de hecho.

Violencia familiar

La Violencia Familiar hoy puede ser reclamada tanto por la mujer como por el hombre, ya que ninguno de ellos está excento a padecerla.

Es importante tomar las medidas necesarias a la brevedad para el caso de que exista Violencia Familiar, ya que los daños emocionales que se pueden causar de seguir padeciendo la misma pueden llegar a ser graves.

La Violencia Familiar hoy es un problema que debes hacer frente legalmente a la brevedad, ya segun el peritaje psicologico de las victimas, los daños que se pueden causar especialmente a los hijos pueden llegar a ser muy delicados y afectar el buen desarrollo de los hijos.

La violencia sexual se produce al interior de la familia o vivienda y también en espacios externos como la escuela o la calle.

En este tipo de violencia se enmarcan el abuso sexual incestuoso, el abuso sexual por extraños, agresiones sexuales, etc.

Ha crecido, últimamente la cantidad de denuncias en este aspecto.

Recientemente se ha modificado el régimen sobre violencia familiar.

Las normas vigentes han definido de manera más adecuada las facultades de los operadores de justicia (policía, jueces y fiscales) que intervienen en los casos de violencia familiar, flexibilizando la revictimizacion durante los examenes médicos de la víctima.

Es impostante que la ley siga siendo revisada, pues continuamente se requieren incluir nuevos grupos o minorias vulnerables dentro del ámbito de protección (ex cónyuges, ex convivientes, madres solteras , etc) debido a que su aplicación no tiene como unico propósito proteger a las mujeres.

La violencia familiar es un problema de salud pública y de salud mental equivalente a problemas de alcoholismo,  fármaco dependencia y los trastornos psiquiátricos, y por eso, la atención a la violencia familiar es responsabilidad primaria de la familia y el Estado.

Con relación a las Comisarías de la Mujer y/o Casas Refugio para la mujer maltratada, si bien no existen en número suficiente para la demanda actual, es necesario difundir entre todos la importancia de promover este tipo de asistencia.